En este post vamos a explicar como germinar semillas de marihuana, con una sencilla guía en la cual exponemos las diferentes opciones que hay y que mejores resultados ofrecen, ya que es una consulta nos hacéis de forma habitual.

La parte que sigue después de elegir y comprar las semillas de marihuana y primera parte del proceso de cultivo de interior o exterior es la germinación. Estos métodos son validos para todo tipo y variedad de semillas, índicas o sátivas como semillas autoflorecientessemillas feminizadas y regulares.

En esta guía para como germinar semillas de marihuana te contamos las mejores técnicas más apropiadas para que alcances el porcentaje más alto de éxito a la hora de germinar tu preciada semilla de marihuana, la que tanta ilusión has puesto en ella a la hora de seleccionar y de comprar, y que has de hacer pasar de ese estado aparentemente inerte en que se encuentra hasta devolverle la vida.

El agua es esencial en este proceso, pues tan pronto como la semilla haya absorbido suficiente agua los gérmenes empiezan a echar raíces rompiendo la cáscara de las semillas. Para la germinación dispones de diferentes opciones basadas en gustos o preferencias, aunque para nosotros, la mejor es la de uso de "jiffys" porqué no se manipula la semilla en absoluto.

Si tus semillas son frescas, con cualquiera de estas técnicas, tu porcentaje de germinación será muy alto con el ahorro en dinero que esto supone más la desilusión que conlleva, que a veces achacamos a las semillas no siendo así.

Recuerda estos 3 factores fundamentales para la germinación: Humedad, calor y oscuridad.

Elección de variedad, 1er paso

La genética de la semilla es un factor que no debemos dejar al azar si queremos conseguir una planta con todos los atributos deseados, tanto su aroma, sabor, potencia, producción, estabilidad, resistencia y muchos más vienen marcados genéticamente por sus antecesores, y la única forma de que todas estas características que queremos tengan nuestras plantas solamente pueden ser un poco predecibles si conocemos el linaje de nuestras semillas.

Con esto no quiero decir que una semilla produccida por nosotros mismos o que nos regale un amigo no pueda llegar a ser una buena planta, puede serlo pero también tendremos muchas más posibilidades que no sea genéticamente estable. Como autocultivador siempre he tenido posibilidad de plantar semillas de marihuana regaladas o de mis propios cultivos pero siempre he preferido ir a lo seguro, ya que es mucho el tiempo y el trabajo que el cultivo de marihuana necesita para que luego los resultados no sean los esperados por no realizar una mínima inversión.

Otra recomendación sobre todo para el cultivo interior de marihuana es que si quieres tener un indoor homogeneo y uniforme, donde todas las plantas tengan las mismas características como altura y tiempo de maduración por ejemplo es que planteis semillas de una misma variedad para que las genéticas sean lo más parecidas posibles, sino sacar el cultivo interior adelante puede llegar a ser una verdadera odisea.

Germinación de semillas con la técnica de remojo

Germinar semillas de marihuana a remojo

Para este procedimiento coloca primero unos pañuelos de papel humedecidos en un plato, pon las semillas de marihuana encima y a continuación cubrelas con una capa de pañuelos de papel humedecidos por encima de forma que queden en contacto por ambos lados. Tapa el plato poniendo encima otro plato del revés para que las semillas estén a oscuras y no pierdan la humedad. Coloca las semillas tapadas en un lugar caliente, lo ideal son unos 21ºC, esto te digo por experiencia que es muy importante, si hace frio muchas no germinarán y las que lo hagan tardarán demasiado. En condiciones ideales las semillas de marihuana son muy vigorosas y se desarrollan a gran velocidad, el frio puede ralentizar y hasta impedir que germinen, y creo que una germinación ralentizada puede afectar después al desarrollo general de la planta y la calidad final del producto.



Controla las semillas a diario, rocialas si ves que los pañuelos comienzan a secarse, esto depende mucho de la temperatura de la zona donde las coloques, y estate muy pediente para cuando la cascara de la semilla se haya roto y se haga visible la raicilla. OJO: no te descuides que la raiz se desarrolla muy rápida, y si crece demasiado a la hora de ponerla en el medio de cultivo corres el riesgo de partirla y estropearla completamente... Coloca la semilla en un medio de crecimiento (tierra o lana de roca), previamente haz un hueco en el medio donde la vayas a introducir con un lapiz o boligrafo por ejemplo para no partir el raijo que es sumamente delicado, de forma que quede más o menos el grosor de la semilla debajo de la superficie, medio centímetro aproximadamente como mucho y cubre el hueco con cuidado.

Germinación por siembra directa en el medio (recomendada)

Este sistema es para cuando sembramos en la  tierra directamente,o en un jiffy de turba o taco lana de roca que es totalmente válido, debido a que la semilla de marihuana para la germinación y crecimiento inicial usa la reserva de alimento que se encuentra en la propia semilla. El primer paso a seguir es colocar las semillas en el medio de crecimiento a una profundidad aproximada de el grosor de la semilla debajo de la superficie, rocia esta con agua regularmente pero procurando no humedecer demasiado el medio de cultivo. Otro de los factores muy importantes que influyen en el proceso de germinación para realizar el metabolismo de las semillas de marihuana es el aire, por lo cual no debes de oprimir demasiado la tierra para que quede lo suficientemente ventilada, por este motivo la lana mineral es un medio muy apropiado ya que tiene la característica de retener mucho aire pero hay que llevar mucho cuidado de que no quede muy inundada y proporcionar un escape al agua sobrante.



Matén las semillas calientes sobre 21º, este factor marcará la diferencia junto con el porcentaje de humedad del número de semillas germinadas y la rápidez con que esta se produzca. Coloca las semillas en un propagador o invernadero, si tu medio son jiffys de turba o lana de roca, si es calefactado mantendrá la temperatura óptima, en condiciones idoneas en 3 o 4 días tendremos nuestros brotes asomando al exterior de lo cual debes de estar muy pendiente para en cuanto emerjan al exterior quitar la tapa del invernadero. Para el cultivo directamente en maceta para mantener el nivel de humedad algo puedes cubrir la parte de arriba del tiesto con film transparente con unos agujeritos para que transpire.

Consejo:

De los dos métodos de germinación que os planteo, recomiendo el segundo, no hay nada como plantar las semillas directamente es su medio de cultivo, además de quitarnos la manipulación de la semilla con la raicilla que es extremadamente frágil y no ha sido la primera vez que al manipularla se ha partido y luego el otro motivo que esta raiz desarrolla unos capilares casi invisibles que algunas veces agarran en la servilleta aunque esto nunca me ha supuesto problema, por lo tanto veo como óptimo el segundo método pero usando el jiffy de turba o lana mineral para poder colocar en un propagador.

Semillas de marihuana recién germinadas

Una vez que nuestras plantulas han emergido al exterior con la alegría que esto conlleva, tenemos que tener en cuenta que son aún muy jovenes y están muy tiernas, por lo que aun no las podemos colocar a pleno sol o debajo de una lampara de cultivo de 400W, ya que podría provocar la quemadura de las plantas. Espera unos días y riegalas solamente con agua con un nivel de EC bajo, sobre 1.2 y añade algun enraizador tipo boost para reforzar el crecimiento de las raices en las dosis recomendadas y deja que se aclimaten.

Germinación directa en tierra (cultivo de exterior)

Las semillas de marihuana pueden brotar sin ningún problema al aire libre en la tierra, pero el porcentaje de germinación es considerablemente más alto si antes las brotamos en el interior en un entorno controlado. En los meses de mayo y abril la temperatura del suelo según en que zonas no es aún la ideal, y dependemos de las condiciones exteriores de temperatura, humedad, pajaros que les encata tener nuestras semillas en el menú y muchos más factores que no podemos controlar. Lo ideal es germinar en interior y después durante varios días colocar los brotes en algún lugar, por ejemplo en un balcón donde se puedan aclimatar a las condiciones de el cultivo de exterior.

Y hasta aquí este post sobre como germinar semillas de marihuana que espero que te haya gustado y servido de utilidad, si tienes alguna duda o quieres aclarar algo puedes dejar tu comentario. Hasta la próxima.